23

marzo

0

Homenaje a la mujer

by Alberto González Vázquez

Pensemos en una mujer cualquiera. Una mujer mala. Una mujer envidiosa. Adúltera. Mentirosa. Cleptómana. Drogadicta. Guarra. Asesina…
Lo captan, ¿verdad? Todas las características que en una mujer se presentan como defectos en un hombre aparecen como VIRTUDES. Un adúltero es un galante aventurero. Un cleptómano es un simpático ladronzuelo. Un asesino es un canalla vehemente…
Lo captan, ¿verdad? Lo que hasta ahora hemos tratado de mostrar es la inconsistencia de algunas generalizaciones que suelen utilizarse como argumento para defender determinadas posturas. Por ejemplo: “Los defectos en las mujeres son virtudes en los hombres”.
Lo captan, ¿verdad? Este texto es una denuncia recursiva de las explicaciones, de los subrayados. Cada párrafo es una explicación innecesaria del resto.
Lo captan, ¿verdad? Esto es un simple juego retórico basado en la repetición.
Lo captan o QUÉ. Mierda, a ver si lo entienden. Me digo: voy a escribir algo en el blog. Pienso: mi último texto es una mierda, sería conveniente renovarlo. Así que decido emprender una tarea ambiciosa y escribir un texto titulado “La mujer”. Pero no estoy lo suficientemente lúcido, así que empiezo a RELLENAR.
¿Lo captan? Verán: antes era una persona ordenada. Hacía la cama todas las mañanas. Escrupulosamente. Retiraba todas las sábanas, todas las mantas (sí, estúpidos: odio los edredones) y volvía a colocarlas en su lugar. Sin embargo llevo dos o tres días sin hacerlo y no sé, cada día es más complicado. ¿Lo captan?

no widgets added to the this sidebar"